El Senado de EE.UU. prevé votar mañana la confirmación del senador demócrata John Kerry como nuevo secretario de Estado, cuyo asiento en la Cámara alta será para el ganador de una elección especial convocada para hoy.

Fuentes de la oficina del senador demócrata Bob Menéndez, que presidirá el Comité de Relaciones Exteriores del Senado tras la marcha de Kerry, indicaron hoy a Efe que los integrantes de esa comisión planean votar sobre el asunto en una reunión de trabajo prevista para el martes por la mañana.

A continuación, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, se encargará de introducir la votación en el pleno de esa cámara, algo que podría producirse el mismo martes.

Se espera que Kerry, de 69 años, sea confirmado sin problemas para reemplazar al frente de la diplomacia estadounidense a Hillary Clinton, cuyo último día en el cargo es este viernes.

Una vez aprobada su nominación, Kerry entregará una carta de renuncia a su asiento en el Senado, que abrirá el camino a una elección especial en su estado, Massachusetts.

Las autoridades electorales de ese estado fijaron hoy el 30 de abril como fecha de la elección primaria entre los aspirantes demócratas y republicanos al escaño, y el 25 de junio para la elección especial general.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, indicó hoy que si Kerry entrega su carta de renuncia el martes, él espera nombrar el mismo miércoles a un sustituto que ocupará temporalmente el escaño hasta que concluya la elección.

Uno de los aspirantes a la elección especial será el congresista demócrata Edward Markey, mientras que el legislador Stephen Lynch, también demócrata, está planteándose entrar en la carrera.

El exsenador republicano Scott Brown, que fue desbancado el pasado noviembre por la nueva senadora demócrata Elizabeth Warren, también está considerando competir por el asiento, pero no ha hecho aún ningún anuncio.