El canciller paraguayo, José Félix Fernández Estigarribia, afirmó hoy que no cederán ante presiones de países vecinos y que defenderán la soberanía del país pese a la suspensión que afrontan ante el Mercosur y la Unasur.

"Llama la atención la vara con que miden la democracia paraguaya, absolutamente distinta a con la que miden lo que sucede en otras latitudes (...) Si estas personas no aceptan lo que decimos, dureza, rigidez", expresó el canciller paraguayo.

Paraguay fue el gran ausente en la primera Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE), celebrada en Chile el fin de semana pasado.

Fernández Estigarribia dijo en su día que no asistieron a ese encuentro a pedido del país anfitrión, que temía una ausencia masiva de representantes del Mercosur y la Unasur ante una eventual presencia paraguaya.

Ambos bloques regionales suspendieron a Paraguay al considerar que en el país se produjo un quiebre democrático con la destitución del presidente Fernando Lugo en un controvertido juicio político el 22 de junio pasado.

El jefe diplomático paraguayo advirtió, además, que Paraguay se mantendrá firme y no cederá pese a la postura "imperialista" de algunos países vecinos.

"Hay presiones en la sociedad internacional y voces incluso dentro de esos países a favor de Paraguay", observó el canciller en declaraciones a la radio asuncena Primero de Marzo.

Mencionó que la postura paraguaya responde a una "cuestión de soberanía, de dignidad".

"Hay principios de derecho internacional: autodeterminación de los pueblos y no intervención, que no van a cambiar ahora porque alguien, en momento de exaltación, intente cambiarlos", abundó.

También opinó que la situación actual se da a causa de que los que sancionaron a Paraguay se equivocaron y no quieren reconocerlo, al momento de advertir que la presión internacional aumentará para que se restablezcan los derechos de su país.

"Acá no se interrumpió el proceso democrático, funcionan todas las instituciones públicas y no han podido encontrar nada que justifique la decisión equivocada que tomaron", relató.

Fernández Estigarribia dijo además que Paraguay celebrará con normalidad las elecciones generales del 21 de abril próximo y que entregarán el poder a las autoridades electas el 15 de agosto próximo, como lo establece la legislación local.

La Unasur y el Mercosur advirtieron en su día que solo reconocerán a las autoridades que surjan de esos comicios.

"Creo que la sociedad paraguaya en general acompaña esta posición de dignidad y se ve en cualquier sitio, y esos países se están dando cuenta. Hay personalidades de sus sociedades que se pronuncian" a favor de Paraguay, puntualizó.