El senador demócrata de Iowa, Tom Harkin, anunció hoy que, tras casi 40 años de servicio en la Cámara Alta de EEUU, no buscará la reelección en 2014, por considerar que "es hora de hacerse a un lado".

Harkin, considerado una de las voces más "progresistas" del Partido Demócrata en el Senado, es el tercer miembro de la Cámara Alta en los últimos días que anuncia su jubilación, junto al demócrata por Virginia Occidental, Jay Rockefeller, y el republicano por Georgia, Saxby Chambliss.

Pese a que, por su antigüedad, es el senador "número siete" en toda la jerarquía del Senado -y el "número cuatro" entre los 55 demócratas de la Cámara Alta- y tiene importantes cargos en varios comités, Harkin explicó que "no es fácil" jubilarse pero quiere dar campo a "alguien más".

"Hay mucha gente joven allá afuera que tiene buenas ideas y energía" y al jubilarse dará paso "a que mucha gente joven tenga muchas oportunidades y consiga posiciones de autoridad y responsabilidad", dijo Harkin, al añadir que quiere pasar más tiempo con su esposa, Ruth.

Aunque Harkin, de 73 años, aún tiene dos años para completar su quinto término como senador de Iowa, para finales de 2014 habrá cumplido 40 años de servicio en el Senado, convirtiéndose en el senador demócrata de mayor antigüedad en la Cámara Alta por el escaño en Iowa.

El presidente Barack Obama elogió la labor de Harkin en un comunicado emitido por la Casa Blanca, en el que señaló que el senador "ha luchado apasionadamente para mejorar la calidad de vida de los estadounidenses con discapacidades y sus familias, para reformar nuestro sistema educativo y asegurar que todo estadounidense tiene acceso a un cuidado de salud asequible".

"Echaremos de menos al senador Harkin, y Michelle y yo nos unimos a los residentes de Iowa al agradecerle su largo servicio y desearle a él y a su esposa, Ruth, lo mejor en el futuro", puntualizó la nota.

El anuncio de jubilación de Harkin, que tomó por sorpresa a varios líderes demócratas, abre las posibilidades de que los republicanos intenten hacerse con el escaño de Iowa en las elecciones legislativas del próximo año.