El primer ministro tunecino, Hamadi Yabali, reconoció que hoy no pudo presentar la anunciada remodelación ministerial debido a la falta de consenso con sus asociados y a "obstáculos", durante una conferencia de prensa.

El jefe del Ejecutivo afirmó que prolongó y amplió la ronda de conversaciones con diferentes partidos políticos hasta ayer viernes en "busca de un consenso" para la remodelación ministerial que no consigue ultimar y que debió anunciar ayer, como había afirmado a principios de semana.

Yabali dijo que tras esta ronda de conversaciones en los "próximos días" presentará los cambios ministeriales a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para su aprobación, lo que significa que no encontró el consenso con los dos partidos coaligados al Gobierno.

El Gobierno de Túnez fue formado por una coalición de tres partidos o "troika" después de que el partido islamista Al Nahda ganara las elecciones de octubre del 2011, asociándose con el Congreso Por la República (CPR), del presidente del país, Moncef Marzuki, y con el Foro Democrático por el Trabajo y las Libertades Al Takatol, del presidente de la ANC, Mustafá Ben Yafaar.

El CPR y Al Takatol, de centro izquierda, plantearon en las negociaciones que la remodelación ministerial en curso debía incluir cambios en algunos de los ministerios de Soberanía, Interior, Asuntos Exteriores y Justicia, todos ocupados por Al Nahda, para que sean ocupados por "tecnócratas", según informaron a Efe fuentes de la oposición.

A este propósito, Yabali reconoció que "las dificultades" aparecieron cuando algunos partidos "demandaron la neutralidad de ciertos ministerios", por lo que "la troika no ha podido lograr un nuevo consenso para la remodelación".

El primer ministro tunecino también reconoció que la elaboración de la Constitución está tomando un "acusado retraso" que ha retardado así mismo el establecimiento de una agenda electoral, "cuyo camino no está claro".

En esta línea, Yabali afirmó que "es de interés nacional que esta transición sea corta y que la celebración de las próximas elecciones no sobrepase la fecha del mes de septiembre".

"El país necesita las elecciones" subrayó el primer ministro.

El jefe del Ejecutivo también instó a todos los actores políticos y sociales a participar en un "diálogo nacional" que se iniciará "sin exclusiones y sin excepciones" entre todos los partidos, "estén representados en la ANC o no".

"La ANC es el marco ideal para este diálogo", que calificó de "necesario" ante "el aumento de las tensiones", con el objetivo de "establecer un clima apropiado para la celebración de las elecciones, lejos de la violencia verbal" actual, explicó el político.

Además, Yabali presentó un documento que servirá de base para el diálogo nacional compuesto por una serie de temas entre los que destacan la lucha contra la corrupción, la seguridad, el empleo, el desarrollo regional y la carestía de la vida, que también serán las prioridades del nuevo Gobierno que presentará, según explicó él mismo.