El presidente paraguayo, Federico Franco, pidió hoy que en la I Cumbre Celac-UE, en la que su país no participerá, se aborde la situación regional por la que atraviesa Paraguay y se rectifique esta postura.

"Acá hay un Gobierno constitucional y deseo que en la Cumbre hablen de la situación de Paraguay y se rectifique", expresó Franco en una rueda de prensa en alusión a la suspensión aplicada contra su país en el Mercosur y la Unasur, el 29 de junio pasado.

Ambos bloques regionales sancionaron a Paraguay luego de considerar de que en el país se produjo un "quiebre democrático" con la destitución del presidente Fernando Lugo en un controvertido juicio político, el 22 de junio.

Franco, que se desempeñaba como vicepresidente y asumió la Presidencia en sustitución de Lugo como lo establece la Constitución paraguaya, calificó además de "lamentable" el trato al que está siendo sometido su país a nivel regional.

Paraguay, desde su suspensión, ha permanecido fuera de varias reuniones internacionales.

El canciller paraguayo, José Félix Fernández Estigarribia, confirmó esta semana a medios de prensa asuncenos que no asistirán a la I Cumbre de la Comunidad de Estados Americanos y Caribeños y la Unión Europea que se celebrará en la capital de Chile el 26 y el 27 de enero.

Fernández Estigarribia alegó que no estarán presentes en ese encuentro, en respuesta a un pedido expreso de Chile, que, según el jefe diplomático, teme que la presencia paraguaya devenga en la ausencia de los representantes de los países de la Unasur y el Mercosur.

El canciller chileno, en respuesta a las declaraciones de su colega paraguayo, dijo el jueves en una rueda de prensa que "todos los países tienen el derecho a participar", aunque no trascendió si desmintió o no el supuesto pedido al que aludió Fernández Estigarribia.

Las autoridades uruguayas, que ejercen la presidencia pro témpore del Mercosur, indicaron esta semana que defenderán los "intereses" de Paraguay en la Cumbre, anuncio que también fue refutado por el ministro paraguayo.

El Mercosur y la Unasur advirtieron en su día que solo reconocerán a las autoridades que surjan en las elecciones generales paraguayas del 21 de abril de próximo.

Paraguay tampoco pudo asistir a la XXV Cumbre Iberoamericana, celebrada en Cádiz (España) a mediados de noviembre pasado, así como a los últimos encuentros de cancilleres y jefes de Estado del Mercosur en julio y diciembre, y la Cumbre de Unasur desarrollada en noviembre en la capital peruana.