César Nakasaki, abogado del encarcelado expresidente peruano Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, criticó hoy la decisión de que los médicos privados de su cliente no participen en su evaluación para el proceso de indulto que solicitó.

La medida fue anunciada el jueves por la ministra de Justicia, Eda Rivas, quien señaló que solo uno de los médicos privados de Fujimori puede estar presente durante la visita de la junta médica.

El exmandatario se negó hoy a recibir a la junta médica en la prisión policial que lo alberga desde 2007 para evaluar la solicitud de indulto humanitario que presentó su familia en octubre pasado porque se excluyó a sus médicos tratantes.

"El indulto tiene dos momentos centrales: la parte médica y la decisión del presidente de la República, y no podemos aceptar que la junta médica haga la evaluación violando la ley y los derechos del paciente", sostuvo Nakasaki a los medios locales.

Para el abogado, "Fujimori se puede morir en cualquier momento, y no se moriría por el cáncer, sino por un infarto cerebral que vendría de la depresión severa".

Según sus familiares, Fujimori es un paciente de cáncer "de alto riesgo" y el encierro que sufre agrava su estado de salud, que comprende un cuadro de depresión y problemas de presión arterial, entre otras dolencias.

Los críticos de Fujimori han señalado que su liberación representaría la impunidad a la violación de derechos humanos, y además indicaron que tiene una cárcel dorada en comparación con otros reos del país.

Los médicos tratantes de Fujimori han manifestado que es un paciente que tuvo un cáncer en la lengua, pero que actualmente se encuentra controlado.

Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por la autoría mediata de 25 asesinatos durante su Gobierno, y además ha sido sentenciado a penas menores por delitos de corrupción.

El presidente Ollanta Humala es quien tendrá la última decisión sobre el eventual indulto de Fujimori, y la tomará en un plazo indeterminado tras recibir una evaluación de la comisión que lleva el caso.