La Autoridad Nacional Palestina (ANP) está dispuesta a trabajar con cualquier gobierno israelí que reconozca el estado palestino y las fronteras de 1967, dijo hoy en la ONU el titular palestino de Exteriores, Riad Al Malki.

Al Malki insistió, durante un debate en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en que el futuro Gobierno de Israel ponga fin a la actual política expansión de los asentamientos en los territorios ocupados.

El ministro palestino añadió que el nuevo Gobierno israelí "debe elegir" entre participar en un proceso político "significativo" que incluya el retorno a las fronteras de antes de la guerra de 1967 o forzar a los palestinos a abandonar la solución de los dos estados.

En esta segunda opción,los palestinos "entrarían en una nueva era en su lucha nacional", con el empleo de "todos los medios pacíficos a su alcance".

Al Malki denunció los miles de viviendas cuya construcción en territorios ocupados autorizó el gobierno israelí saliente, lo que movió a la ANP a retirarse de la mesa de negociaciones, y recalcó que el abandono de esos planes es "una obligación legal".

También insistió en que la comunidad internacional "tiene la obligación de defender" la integridad territorial palestina.

Al Malki recordó el histórico voto en la Asamblea General de la ONU el pasado 30 de noviembre, en el que se reconoció a Palestina como "estado no miembro" de la Naciones Unidas y la concesión del estatus de "observador".