Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) discutirán la situación en Mali durante la próxima cumbre comunitaria, el 7 y el 8 de febrero en Bruselas, anunció hoy el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

"Mali estará en nuestra agenda", confirmó el político belga en un mensaje de vídeo sobre los preparativos de esa cita, en el que destacó el papel desempeñado hasta ahora por la UE y sus Estados miembros en la crisis maliense.

Según Van Rompuy, "la decisión de desplegar una misión para formar a las tropas malienses, el apoyo ofrecido a la fuerza africana contra los terroristas y la rápida respuesta de Francia y otros Estados miembros a la solicitud de Mali son testimonio del papel global y la responsabilidad de Europa".

Los ministros de Exteriores del bloque ya mantuvieron la pasada semana una primera reunión extraordinaria para coordinar la respuesta europea al conflicto en el país africano.

La UE decidió entonces acelerar en unas semanas el despliegue de su misión de formación, ya prevista y que se encargará de entrenar a varios batallones del Ejército maliense para que estén en situación de intervenir en el norte del país para tratar de recuperarlo de manos de los rebeldes yihadistas.

En esa tarea contarán con el apoyo de una fuerza militar africana bajo mandato de la ONU, para cuya financiación los veintisiete miembros de la UE ya han reservado una primera partida de 50 millones de euros.

Mientras tanto, Francia continúa con su ofensiva militar para detener el avance de los grupos terroristas con el apoyo logístico de varios socios europeos, que no participan en los combates.

En paralelo, la UE ha aumentado su apoyo humanitario a Mali y ha abierto la puerta a retomar la cooperación económica con el Gobierno del país, suspendida desde el golpe de Estado del pasado año.

La cumbre de febrero en la que los líderes europeos repasarán la situación en Mali tiene como punto principal la negociación del presupuesto comunitario para los próximos años, un asunto que mantiene divididos a los países de la UE.