El ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, afirmó hoy que España logró en 2012 una reducción del déficit público de más de dos puntos del PIB respecto al cierre del año 2011 (9,4 % del PIB), lo que situaría el desequilibrio de las cuentas públicas en el entorno del 7 % del PIB.

"El nivel de déficit público estaba a principios del año 2012 en algo más del 9 % y aunque todavía no es conocida la cifra de déficit para el año 2012, estaremos en una cifra que nos llevará a decir que el ajuste ha estado por encima de dos puntos", señaló Soria durante su participación en un foro económico en Madrid.

Explicó que este esfuerzo se realiza en un año de recesión económica en que el PIB habrá decrecido alrededor del 1,3 %, según las previsiones del Gobierno, lo que para el ministro implica "un ajuste en cuanto a las cuentas públicas muy superior al que recordamos en ninguna época anterior en doce meses".

El Ejecutivo ya ha reconocido en alguna ocasión que el déficit se ha desviado en 2012 unas décimas respecto al objetivo del 6,3 % del PIB comprometido con Bruselas, una estimación que comparte la propia Comisión Europea, que espera alrededor de un 7 %.

A esa cifra final habrá que sumar un punto porcentual de las ayudas directas a la banca, una cantidad que, no obstante, no computa a efectos de déficit excesivo, puesto que se trata de una operación que sólo ocurre una vez y cuyo efecto negativo sobre las cuentas públicas se corrige por sí solo.