El Gobierno de Costa Rica decretó hoy una emergencia fitosanitaria, que se extenderá por dos años, para frenar el brote del hongo de la roya en las plantas de café que amenaza con disminuir en un 10,5 % la cosecha 2013-2014.

El decreto fue firmado por el primer vicepresidente costarricense, Luis Liberman, y la ministra de Agricultura y Ganadería, Gloria Abraham, en presencia de productores de café cuyos cultivos se han visto afectados por el hongo, que debilita la planta y provoca la caída prematura de las hojas y hasta del fruto.

Liberman declaró que con el decreto se pretende agilizar el combate a la enfermedad con unos 4 millones de dólares que serán utilizados en un plan que contempla, entre otras cosas, la compra de agroquímicos y capacitación a los productores.

Además, se espera la colaboración del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), y realizar otras acciones como podas de las plantas y fortalecer un plan en curso para la renovación de los cafetales.

El director del Instituto Costarricense del Café (Icafé), Ronald Peters, declaró en una conferencia de prensa que de las 93.000 hectáreas de café con las que cuenta Costa Rica, 30.000 están infectadas por la roya.

De las hectáreas infectadas, 11.500 presentan una afectación severa, 9.400 moderada y el resto leve, principalmente en las localidades de Pérez Zeledón (sur), Coto Brus (Pacífico sur) y Turrialba (este).

Peters afirmó que existe el riesgo de que debido a la roya se pierdan unos 200.000 quintales de café, un 10,5 % de la cosecha 2013-2014, calculada de forma preliminar en 1,9 millones de quintales.

La roya está presente en Costa Rica desde 1983 pero las autoridades han detectado que desde diciembre pasado se ha comportado de forma más agresiva.

El café es uno de los productos agrícolas más importantes para Costa Rica, y, según datos del Icafé, en la cosecha 2011-2012 se recolectaron 2,38 millones de fanegas o quintales (unos 46 kilos quintal), lo que supuso un crecimiento del 13,2 % con respecto a las 2,10 millones de la cosecha 2010-2011.

Para la 2012-2013 se calcula que cerrará cerca de los 2,1 millones de fanegas.

En 2011 las exportaciones de café de Costa Rica totalizaron 372,6 millones de dólares, mientras para 2012 la cifra fue de 411,3 millones de dólares, lo que supone un alza del 10,3 %, según datos del Ministerio de Comercio Exterior.