El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, negó hoy que esté vendiendo sus activos en Brasil y dijo que a su empresa solo le interesa "comprar" en el país suramericano.

"El Banco Santander viene a comprar, algunas veces vendemos alguna cosa, pero en Brasil venimos a comprar", declaró Botín a periodistas antes de ser recibido por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

Botín insistió en que "Brasil, para el Santander, es el país más importante del mundo" y confió en un repunte del crecimiento de la economía brasileña.