Los casos de trauma psíquico y estrés postraumático en Gaza se han duplicado en un mes tras la ofensiva israelí en la franja del pasado noviembre, en la que murieron más de 175 palestinos, informó hoy la agencia de la ONU para los refugiados palestinos UNRWA.

Un 42 por ciento de las personas tratadas por estos trastornos en Gaza tiene menos de nueve años, según los datos recabados por los centros médicos en Gaza que gestiona la UNRWA.

Los datos confirman los presentados al respecto por otra agencia de Naciones Unidas, Unicef, precisó la UNRWA en un comunicado.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) encontró recientemente entre los niños de Gaza un aumento del 91 por ciento en alteraciones del sueño, con un 84 de los consultados "aturdido o mareado" y un 85 por ciento con "cambios de apetito".

"En mi primera visita a Gaza tras la guerra estaba abrumado por el sufrimiento de madres y niños ante la escala y magnitud de los bombardeos", indicó Akihiro Seita, director del programa sanitario de la UNRWA.

Seita recordó que "todas las madres" con las que habló en los centros sanitarios de la UNRWA "dijeron que sus hijos se comportaban de forma diferente durante y después de la guerra".

"Algunos no dormían bien, otros no comían bien y otros no hablaban bien. Es descorazonador", señaló.