El secretario de Asuntos de Veteranos de EE.UU., Eric Shinseki, no asistirá hoy a la ceremonia de investidura del segundo mandato de Barack Obama, de acuerdo con una tradición que dicta que un miembro del gabinete se ausente de los actos para presidir el país en caso de ataque a gran escala.

Shinseki se encuentra en una localización secreta y permanecerá allí durante los actos de la investidura, tras ser nombrado "superviviente designado" del Gobierno, informó la Casa Blanca.

El objetivo es mantener a un alto funcionario alejado de los concurridos actos como precaución ante la posibilidad de que un ataque terrorista o nuclear acabe con todos los miembros del Ejecutivo de mayor rango al suyo, caso en el cual el "superviviente" juraría su cargo como presidente.

En la primera investidura de Obama, en 2009, fue el secretario de Justicia, Eric Holder, quien ocupó ese puesto.

La tradición data de la Guerra Fría, cuando el temor a un ataque nuclear estaba a la orden del día.

El ritual se repite también cuando el mandatario pronuncia el discurso anual del Estado de la Unión, que este año tendrá lugar el 12 de febrero.