El Gobierno de Estados Unidos envió un centenar de instructores militares a África y advirtió a los estadounidenses que no viajen a Mali debido a la actividad de los grupos islámicos en ese país.

El Departamento de Estado indicó que los instructores militares fueron enviados a Níger, Nigeria, Burkina Faso, Senegal, Togo y Ghana, países que contribuirán a una fuerza militar panafricana que operara en Mali.

Esos instructores "analizarán las necesidades de capacitación, equipos y despliegues de esos países con el fin de prepararlos para ir a Mali", señaló la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

El contingente lo está organizando la Comunidad Económica de Estados del África Occidental que integran 15 países.

El Gobierno del presidente Barack Obama también ha prometido que dará apoyo logístico para el traslado de equipos y tropas para esa fuerza multinacional en Mali.

El Departamento de Estado advirtió, por otro lado, sobre el peligro de ataques y secuestros de extranjeros, la escasez de alimentos y el hecho de que el Gobierno de Mali ha perdido el control en algunas regiones donde están presentes los militantes islámicos.

Desde el pasado día 11, Francia empezó a bombardear Mali, y sus tropas comenzaron el despliegue el pasado día 16 para apoyar al Ejército de Mali en su lucha contra los fundamentalistas que se han adueñado del norte.