El alcalde de la ciudad argentina de San Carlos de Bariloche, Omar Goye, fue suspendido hoy de sus funciones por irregularidades en el ejercicio de su cargo, casi un mes después de los saqueos a supermercados que presuntamente incentivó.

Para suspender a Goye, el Concejo Deliberante argumentó "ineptitud" para el cargo e irregularidades en el uso de fondos municipales y en el pago a funcionarios, entre otras, según medios locales.

El juicio político contra el alcalde de Bariloche (unos 1.600 kilómetros al sur de Buenos Aires) se saldó con 10 votos a favor de la destitución y sólo uno en contra.

La suspensión del alcalde, aliado del kirchnerismo, fue exigida días atrás por Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro, provincia a la que pertenece Bariloche, y por varios senadores oficialistas, que responsabilizaban a Goye de los violentos saqueos.

Weretilneck afirmó a los medios que Goye "no debe continuar" porque "dio espacios, generó las condiciones para estos hechos (los saqueos), e incluso los propios socios políticos de él le terminan saqueando".

A la espera de que se celebre un referéndum popular que decida el resultado del proceso revocatorio, Goye será sustituido en el cargo de forma interina por la presidenta del Consejo Municipal, María Eugenia Martini.

Bariloche, uno de las principales destinos turísticos de Argentina, se vio sacudida por saqueos a hipermercados el pasado 20 de diciembre que derivaron en enfrentamientos entre los asaltantes y la Policía.

En las horas siguientes, los saqueos se extendieron a otras provincias del país, como Santa Fe y Buenos Aires, y causaron la muerte de dos personas en Rosario, decenas de heridos y más de 700 detenidos.