Los ministros de Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, y de Brasil, Antonio Patriota, abogaron hoy por "estrechar vínculos" entre los países del Atlántico Sur, al inaugurar en Montevideo la VII Reunión Ministerial de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur (ZPCAS), que concluye el miércoles.

Almagro señaló en el discurso inaugural que América del Sur y África son "parte del escenario internacional dinámico y desafiante" y cada vez es más notoria "la necesidad de que actúen de forma coordinada en áreas de gran impacto para la evolución de las relaciones internacionales".

"Hoy más que nunca este desafío está planteado, ya que el mundo desarrollado se encuentra en una situación de crisis económica y financiera", recordó el ministro.

Ante ese contexto los miembros de ZPCAS "no deben dejar de reclamar un comercio internacional más justo y equitativo", reivindicó Almagro, al reclamar "mejoras de acceso a los mercados de los países desarrollados".

"Las tendencias globalizadoras y la interdependencia económica y financiera a nivel internacional han generado nuevas oportunidades para el desarrollo de nuestros países pero al mismo tiempo suponen un enorme desafío para la gobernanza internacional", reflexionó.

En la agenda de esta reunión se encuentran temas como la seguridad, el medio ambiente, la cooperación y la paz.

Estos dos últimos valores fueron destacados por el ministro uruguayo como la razón de ser de la ZPCAS.

"Sin paz es imposible alcanzar el bienestar económico, social y cultural de nuestra sociedad" explicó al tiempo que subrayó la necesidad de diferenciar la "lógica en el Atlántico Sur de la del Atlántico Norte, que tiene sus mecanismos de defensa y sus alianzas militares".

En ese mismo tono se expresó Patriota, para quien "hoy más que nunca es necesaria la consolidación del Atlántico Sur como espacio de diálogo, cooperación y paz, libre de armas de destrucción masiva".

En su discurso, cerrado a la prensa y que difundido por la Presidencia brasileña, habló también del compromiso de los países africanos y sudamericanos con la "identidad sudatlántica", una identidad "que se consolida y asume una mayor importancia por las transformaciones" actuales en "el plano internacional".

"Caminamos, de forma cada vez más evidente, hacia un sistema internacional caracterizado por una multiplicidad de centros de poder y está en curso un proceso de difusión del poder mundial, como el reconocimiento creciente del papel que puede ser desempeñado por los países en desarrollo", afirmó Patriota.

En la economía "las mayores fuentes de dinamismo para el crecimiento económico se encuentran hoy en los países en desarrollo y en el Atlántico Sur se incluyen algunos economías que han demostrado mayor capacidad de crecimiento y superación de la pobreza", añadió.

En el acto estuvieron presentes también el viceministro argentino de Exteriores, Eduardo Zuain, una docena de ministros de Defensa y Asuntos Exteriores y varios representantes de los 24 países participantes en el evento.

Se espera que otro de los temas que se debata en el encuentro sea el conflicto de las Malvinas, que enfrenta a Argentina y el Reino Unido, si bien no ha trascendido más información sobre la posición al respecto de los países participantes.

La reunión ministerial de la ZPCAS fue creada en abril de 1986 por resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas, con el objetivo de promover la paz y la seguridad en la región, como parte de un proceso de revalorización de la cooperación Sur a Sur.

Está integrada por Argentina, Brasil y Uruguay, de América del Sur, y Angola, Benín, Cabo Verde, Camerún, Congo, Congo R.D., Costa de Marfil, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea Bissau, Guinea Ecuatorial, Liberia, Namibia, Nigeria, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Sierra Leona, Sudáfrica y Togo, por parte de África.