El exmandatario dominicano Hipólito Mejía fue expulsado hoy de manera "definitiva" del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en una decisión que incluyó la separación también de esa formación del expresidente del Senado, Andrés Bautista, y la suspensión de otros dos altos dirigentes.

La decisión fue tomada por la comisión de disciplina del PRD que halló culpable a Mejía y a Bautista de fomentar el divisionismo, desacatar resoluciones de organismos superiores y de promover acciones dirigidas a alcanzar beneficio personal y de grupos.

Asimismo, por promover actos de violencia e indisciplina o participar de ellos, convocar reuniones ilegales de la comisión política y del comité ejecutivo nacional de esa organización y de hacer declaraciones públicas en desacuerdo con la línea del partido.

La medida contra Mejía y Bautista fue más drástica que la aplicada contra el secretario general y de organización del PRD, Orlando Jorge Mera y Geanilda Vásquez, respectivamente, quienes fueron suspendidos por un período de dos años.

La comisión de disciplina del opositor PRD acogió la solicitud de expulsión "definitiva" de Mejía y Bautista que le formuló el fiscal nacional de esa formación Geovanny Tejada, tras deliberar por varias horas.

Mejía, quien no asistió al juicio disciplinario, gobernó durante el período 200-2004, cuando perdió su intento de ser reelegido ante el expresidente Leonel Fernández.

El exgobernante dominicano también falló en recuperar el poder en las elecciones de mayo pasado en las que fue derrotado por el jefe de Estado dominicano, Danilo Medina, que al igual que Fernández pertenece al Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Horas antes del juicio contra Mejía se produjeron enfrentamientos entre agentes de la Policía y decenas de partidarios del político en las inmediaciones del local de la formación opositora.

Durante la reyerta resultó herido de una pedrada en la boca un suboficial de la Policía, así como varios militantes del PRD, quienes fueron dispersados con gases lacrimógenos.

Mejía y los otros dirigentes expulsados y sancionados han descalificado el proceso en su contra y establecido que esto responde a la voluntad del presidente del PRD y excandidato presidencial Miguel Vargas Maldonado.

Las diferencias ante ambos dirigentes se hicieron prácticamente insalvables en medio del proceso electoral pasado, cuando Vargas decidió no integrarse a la campaña en favor del candidato de su partido.