El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, pidió hoy al Congreso de Estados Unidos que tenga el valor de enfrentarse a la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y apruebe medidas para endurecer la venta de armas.

En un artículo de opinión que publica hoy en el diario "New York Daily News", al cumplirse un mes de la matanza escolar de Newtown (Connecticut), Bloomberg afirmó que "ningún lugar de Estados Unidos está a salvo de personas peligrosas armadas", sea escuelas, iglesias, universidades, centros comerciales o cines (los lugares de los últimos tiroteos masivos en todo el país).

El alcalde recuerda que la NRA y otros grupos similares intentan manipular el debate con el argumento de que se trata de una cuestión sobre la Segunda Enmienda a la Constitución, que establece el derecho de los ciudadanos a poseer armas.

"La cuestión no es si estamos respetando la Constitución. Es si los miembros del Congreso tienen el valor de ir contra un grupo de intereses especiales que está poniendo en peligro a nuestros niños y a todo el país", afirmó.

Bloomberg recordó que en las elecciones de noviembre pasado respaldó a cinco candidatos al Congreso que competían contra rivales apoyados por la Asociación y que cuatro de ellos ganaron, lo que "demuestra que el poder de la NRA es más mito que realidad".

También recalcó que el 80 % de los estadounidenses que poseen armas apoya medidas "de sentido común", como que las personas que compran pistolas y rifles por internet o en ferias de armas sean sometidas a los mismos controles de antecedentes penales que los que las adquieren en tiendas.

El alcalde de Nueva York recordó que su ciudad registró en 2012 la menor cifra de muertes violentas desde que comenzaron a contarse en 1963, en parte gracias a que tiene "algunas de las leyes sobre armas más duras del país y a que los agentes de policía las aplican activamente".

Añadió que el 85 % de las armas usadas en delitos en la ciudad de Nueva York procede de fuera de su estado, lo que supone que hay "un problema nacional que requiere liderazgo nacional" por parte de los políticos de Washington.

Cada mes un total de mil personas mueren en EE.UU. a causa de las armas de fuego. Cuando concluya el segundo mandato de Barack Obama, que comienza este 20 de enero, habrán muerto 48.000, cifra que se acerca a todas las bajas mortales que sufrió el país en la Guerra de Vietnam, recordó el alcalde neoyorquino.

Bloomberg es cofundador y copresidente de la organización "Alcaldes contra las Armas Ilegales", que ha sumado cien nuevos miembros desde el tiroteo de Newtown.

El 14 de diciembre pasado, un joven de 20 años, Adam Lanza, provisto de varias armas de fuego, mató a su madre y luego a 20 niños y seis adultos en una escuela primaria de esa localidad de Connecticut y se suicidó cuando llegaba la policía al lugar.