El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señaló hoy su satisfacción por el apoyo militar que Francia está dando al Gobierno de Mali contra los grupos rebeldes islamistas y terroristas en el norte de ese país.

"El secretario general está satisfecho de que socios bilaterales hayan respondido, a petición y con el consentimiento del Gobierno de Mali, a su solicitud de ayuda para frenar el preocupante empuje hacia el sur de grupos armados y terroristas", dijo la oficina portavoz de Ban en un comunicado.

Ban confió en que estas acciones "ayuden a frenar la última ofensiva" de los rebeldes islámicos con lazos con Al Qaeda mientras continúan los esfuerzos para implementar la resolución 2085 del Consejo de Seguridad de la ONU, dirigida a la restauración del orden constitucional y la integridad territorial de Mali.

Este comunicado fue emitido mientras el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebra una reunión especial para intercambiar información sobre la acción militar francesa en Mali en apoyo del Gobierno de Malí.

El pasado viernes, Francia comenzó en apoyo de las autoridades malíes la "Operación Cerval", gracias a la cual recuperó la ciudad de Kona, en el centro-este del país, que había sido ocupada por combatientes salafíes.

El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el 20 de diciembre el envío de una misión militar africana a Mali para ayudar a las autoridades a recuperar el control del norte del país en manos de rebeldes islamistas desde junio pasado.

La resolución, impulsada por Francia, autoriza el envío de una fuerza militar conjunta africana (AFISMA) y fue aprobada por unanimidad de los quince miembros del Consejo.

La fuerza militar se desplegará por un periodo inicial de un año con el mandato de entrenar al Ejército maliense y apoyar al Gobierno para recuperar el norte del país controlado por "terroristas, extremistas y grupos armados".