Los colegios electorales de la República Checa se reabren hoy desde las 07.00 hasta las 13.00 GMT para elegir al jefe del Estado.

En caso de que ninguno de los nueve candidatos supere la mayoría de los votos válidos emitidos, será preciso una segunda vuelta dentro de dos semanas.

Parten como favoritos los ex primeros ministros Milos Zeman, que fue líder del Partido Socialdemócrata, y el independiente Jan Fischer.

Pero la alta participación electoral registrada la víspera, sobre todo entre los jóvenes, podría beneficiar a candidatos como el ministro de Asuntos Exteriores, Karel Schwarzenberg, y el pintor y compositor Vladimir Franz.

Los 8,5 millones de votantes checos elegirán, por primera vez en la historia del país centroeuropeo, a su presidente en sufragio directo, ya que hasta ahora esta elección recaía en los 281 miembros del Parlamento.

De las urnas saldrá el sustituto del carismático Vaclav Klaus, economista liberal que destacó también por sus posturas euroescépticas, y al que el próximo 7 de marzo vence su segundo y último mandato presidencial.