Los ciudadanos checos eligen a partir de hoy -por primera vez de forma directa- a su nuevo presidente, que sustituirá al euroesceptico Vaklav Klaus.

Dos ex primeros ministros son los favoritos, según las encuestas, en una primera vuelta que continuará mañana: el político de centro-izquierda Milos Zeman y el experto en estadísticas Jan Fischer, que lideró un Gobierno tecnócrata en 2009.

Los colegios electorales abrirán hoy desde las 14.00 hora local (12.00 GMT) hasta las 22.00 horas (20.00 GMT) y mañana, sábado, desde las 08.00 a las 14.00 horas (06.00 a 12.00 GMT).

Los resultados iniciales se esperan para el sábado por la tarde, una vez que se hayan cerrado los colegios electorales.

Son nueve los candidatos que concurren a los comicios, de ellos tres mujeres.

En el caso de que ningún candidato obtenga mayoría absoluta, algo que se considera muy probable, habrá una segunda vuelta dentro de dos semanas, a la que accederán los dos más votados.

Zeman, con un 25 % de los apoyos, según los sondeos, y Fischer, con un 20 %, se han alejado al final de la campaña de mensajes políticos y se han embarcado en un cruce de acusaciones personales en las que se han cuestionado mutuamente la limpieza de la financiación de su campaña.

El tercer candidato con más posibilidades es el actual ministro de Exteriores, Karel Schwarzenberg, con un apoyo en torno al 10 %.

En el último debate televisivo anoche los candidatos hicieron un llamamiento a los ciudadanos para que acudan a las urnas.

Vaclav Klaus culmina el 7 de marzo su segundo y último mandato permitido por la Carta Magna checa.