El rey saudí, Abdalá bin Abdelaziz, ha decretado la entrada de treinta mujeres al Consejo Consultivo o "Shura", formado hasta ahora solo por hombres, informó hoy la agencia saudí de noticias SPA.

A partir del próximo mandato de la "Shura", que se inicia en febrero próximo y durará cuatro años, un 20 % de los 150 escaños que componen el órgano deberá ser ocupado por mujeres, según los decretos emitidos por el monarca.

En estas normas se establece la remodelación de la ley interna del Consejo Consultivo y la "necesidad de que la mujer participe en sus comités internos".

Queda estipulado que las nuevas integrantes del Consejo tendrán zonas especiales dentro de la institución, así como un acceso diferente a la de los hombres para salir o entrar a la sala principal, de forma que se garantice la separación por sexos que rige en los espacios públicos del país.

El rey saudí dio órdenes para que cada mujer tenga una oficina independiente a las de los varones y se remodelen los equipamientos en función de sus necesidades, al tiempo que se les dedicará un espacio definido para la oración.

El Consejo Consultivo no goza de ninguna prerrogativa, ya que sólo cumple un papel asesor ante el Consejo de Ministros.

Este órgano está, además, sometido a un mecanismo especial, con una comisión suprema presidida por el rey que elige a quienes cumplen con los requisitos estipulados en la normativa, a menudo tecnócratas.

Dentro de una serie de tímidas reformas aperturistas dentro del ultraconservador reino wahabí -rama rigorista del islam-, el monarca ordenó a finales de septiembre de 2011 que se permita a la mujer participar como candidata y como electora en las elecciones municipales que se celebran cada cuatro años.