Bolivia volverá a la Convención Antidrogas de la ONU de 1961 con una excepción que permita el mascado de hojas de coca, ya que sólo 15 países objetaron a su petición, según indicó una portavoz de Naciones Unidas.

La cifra queda muy lejos de los 62 estados parte de la Convención requeridos para bloquear la solicitud de Bolivia, por lo que la reserva solicitada por el Gobierno de La Paz "se considera aceptada".

El secretario general ha aceptado hoy el depósito del instrumento de acceso de Bolivia a la Convención junto con la reserva, que entrará en efecto el próximo 10 de febrero, añadió la portavoz.