Un tribunal de la Corte Suprema de Perú escuchó hoy los alegatos orales durante un proceso de revisión de las sentencias impuestas al ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos, el exgeneral Nicolás Hermoza y los miembros del grupo militar encubierto Colina por masacres cometidas en los años 90.

El tribunal deberá tomar una decisión definitiva sobre el caso después de una polémica por la reducción de la condena impuesta en primera instancia a los acusados por las masacres de Barrios Altos y El Santa, y la desaparición del periodista Pedro Yauri.

Montesinos y los otros implicados recibieron entre 25 y 15 años de cárcel por esos crímenes, cometidos durante el régimen de Alberto Fujimori (1990-2000), pero el año pasado la Sala Penal Permanente bajó las mayores condenas a 20 años de prisión e incluso ordenó la liberación de uno de los presuntos integrantes del Colina.

El fallo del tribunal presidido por el magistrado Javier Villa Stein generó polémica y, finalmente, llevó a la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que le pidió a Perú que se corrija esa decisión al estar implicados delitos de lesa humanidad.

Ante esto, el Poder Judicial anuló la resolución de la sala presidida por Villa Stein y conformó el tribunal que a partir de hoy deberá tomar una decisión definitiva sobre el caso.

Medios locales informaron que durante la audiencia de hoy, que se celebró en la Base Naval del Callao, la procuraduría anticorrupción solicitó que Montesinos, Hermoza y los miembros del Colina paguen de forma solidaria 7,12 millones de soles (2,7 millones de dólares) en reparación civil a favor del Estado.

Montesinos negó, por su parte, haber participado en la creación del grupo Colina y solicitó que se declare nula la sentencia que se le impuso.

A pesar de que han escrito libros sobre el tema, el exasesor dijo que Fujimori no le encargó la lucha contra el terrorismo durante su Gobierno y pidió que se le someta a un nuevo juicio oral a cargo de "un tribunal imparcial".