El líder opositor venezolano, Henrique Capriles, dijo hoy que le causan gracia las "amenazas de segundones" después de que el vicepresidente, Nicolás Maduro, asegurara que podría tomar acciones legales contra quienes no reconozcan al Gobierno de Hugo Chávez.

"Nos causa gracia amenazas de segundones, a ver si a partir de mañana se ponen a trabajar, Gobierno paralizado!", escribió Capriles a través de su cuenta en Twitter @hcapriles.

El también gobernador de Miranda (centro) indicó además: "Por cierto,no dejaron hablar a Al Capone,que habrá pasado?", sin especificar a quién se refería.

Maduro señaló hoy durante un acto de masas convocado por el oficialismo para dar un mensaje de apoyo al mandatario venezolano que se encuentra hospitalizado en Cuba que si la oposición no reconoce el "gobierno legítimo" del jefe de Estado, Hugo Chávez, se podrían tomar acciones legales "muy contundentes".

"Si usted no me reconoce a mi, yo no estoy obligado a reconocerlo a usted, así de sencillo, que se cuide de sus palabras y sus acciones", agregó Maduro, quien habló de "unos gobernadores" para hacer referencia a Capriles.

El líder opositor celebró que "la mayoría" de los presidentes de América no asistieron al acto político convocado por el Gobierno al que se presentaron los presidentes de Uruguay, José Mujica; de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Bolivia, Evo Morales, entre otros gobernantes de islas de El Caribe.

"Las gestiones realizadas dieron sus frutos, la mayoría de Jefes de Estado de nuestra América no vinieron al acto político del partido rojo", indicó Capriles, quien agregó que con los países que tuvo contacto la respuesta fue unánime: "!Respetan el orden constitucional y no se prestan a un acto político".

El líder opositor lamentó ayer que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictara una sentencia sobre la ausencia de Chávez en el acto de toma de posesión que se realizaría hoy interpretando la Constitución para resolver "el problema" del partido de Gobierno.

"El tribunal le dio una interpretación para resolver un problema que tiene el Gobierno", dijo Capriles al comentar la sentencia en la que el TSJ estableció que no era necesario que Chávez asumiera hoy porque es un presidente reelecto y que el Gobierno actual puede continuar sus funciones.

Chávez, de 58 años, en el poder desde 1999 y que fue reelegido en los comicios de octubre pasado, no asumió su nuevo mandato en Caracas, como establece la Constitución, porque su estado de salud no le permite regresar a Venezuela desde Cuba.