El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, veterano de muchas batallas políticas, se ha ganado el mote de "guerrero feliz" y, si prospera una petición presentada a la Casa Blanca, podría también ser estrella de su propio "reality show".

La petición, presentada el viernes en la página web "Nosotros el Pueblo" de la Casa Blanca, pide autorización para que la cadena por cable pública C-Span produzca un "programa de televisión recurrente" que documente "las actividades e interacciones diarias" de Biden con funcionarios del Gobierno, dignatarios extranjeros y ciudadanos de a pie.

Biden, que en cada aparición pública luce una sonrisa, goza de gran aceptación popular en Estados Unidos, y en las últimas semanas ha tenido protagonismo en las negociaciones sobre el combate a la violencia generada por las armas y un pacto fiscal para proteger a la clase media de una subida de impuestos.

Conocido por su tenacidad y su capacidad de lograr consenso entre demócratas y republicanos, Biden se ganó el mote de "guerrero feliz de EEUU" del propio presidente Barack Obama, durante su discurso en Chicago (Illinois) al ganar la reelección el pasado 6 de noviembre.

Su perseverancia en busca del "sí" de la oposición lo llevó al Capitolio esta semana pasada para pactar un polémico acuerdo bipartidista que, tal como pidió la Casa Blanca, aumenta los impuestos a los más ricos.

Tal vez sin buscarla, además tiene reputación de cómico: en su calidad como presidente del Senado, antes de tomar juramento a los nuevos miembros de la Cámara Alta, Biden hizo varias bromas con los senadores y sus familiares y que, plasmadas en vídeo, son toda una sensación en internet.

Las payasadas, palabrotas, y "meteduras de pata" de Biden -todos recuerdan sus risas socarronas en el debate con el entonces candidato a la vicepresidencia por el Partido Republicano, Paul Ryan- son constante abono de los caricaturistas y los programas de comedia en Estados Unidos.

Ahora, un residente capitalino, identificado únicamente como "Nathan B", ha solicitado un programa que capte la esencia de Biden en todas sus manifestaciones, y lo ha hecho a través de la página web que creó la Casa Blanca en septiembre de 2011 precisamente para debatir peticiones del pueblo.

Gracias a una de esas peticiones, la Administración Obama divulgó en septiembre pasado la receta de la cerveza fabricada por la Casa Blanca.

La nueva petición destaca que Biden "tiene una demostrada capacidad" de lograr consenso entre personas diversas, "ya sea en una mesa de negociaciones o en un restaurante de barrio".

"Urgimos a la Administración Obama a que autorice la producción de un programa de televisión en (la cadena por cable pública) C-Span que muestre las actividades e interacciones diarias del vicepresidente con funcionarios electos, dignatarios extranjeros y familias estadounidenses de a pie", reza la petición.

"Dicho programa educaría al público estadounidense sobre las obligaciones y responsabilidades de su vicepresidente, mientras provee un vistazo del lado desenfadado de la política aún en medio de debates nacionales polémicos y divisorios", agrega la petición.

Si en YouTube y en las redes sociales abundan las anécdotas sobre los lapsus verbales de Biden, el público estadounidense parece aceptar un "reality show" con su vicepresidente como una lógica evolución en su carrera política.

Eso sí, tomando en cuenta que la audiencia de C-Span está compuesta, sobre todo, de miembros de la clase política o de gente que busca influir en la política, ya han surgido sugerencias de que el programa se transmita, en cambio, en canales de mayor popularidad entre los jóvenes, como MTV o Bravo.

Broma o no, la petición para el posible "reality show" de Biden obtendrá una respuesta de la Casa Blanca si, para el próximo 3 de febrero, recaba 25.000 firmas. Anoche, la petición, comentada en todas las redes sociales, ya llevaba más de 700 firmas.

HASH(0x8405d94)

Por María Peña