Centenares de palestinos que han huido de la guerra civil en Siria se manifestaron hoy delante de las oficinas de la agencia de la ONU de ayuda a los refugiados palestinos (UNRWA) en el Líbano para pedir una mejor atención y medios para sobrevivir.

Una cincuentena de manifestantes corearon consignas como "Necesitamos dinero, medicamentos, alimentos y viviendas" delante las oficinas de la UNRWA en Beirut, según medios libaneses.

Mientras, en la ciudad meridional de Sidón, cientos de palestinos se manifestaron ante la sede de la UNRWA en respuesta a una llamada del movimiento islamista Hamás para protestar contra sus condiciones de vida.

"La UNRWA debería suministrar cobijo a los desplazados (palestinos)", afirmó a la prensa Jaled Zeaiter, portavoz de Hamás en el Líbano, y acusó a esa agencia de la ONU de no prestar la atención necesaria a las personas a quienes no otorga ninguna clase de ayuda.

En las últimas semanas, más de 3.000 refugiados han huido del campamento palestino de Yarmuk, localizado en Damasco, por los combates entre las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar el Asad. y la oposición, según la Oficina de las Naciones Unidas para los refugiados, ACNUR.

Medios de comunicación libaneses cifran en 13.000 el número de palestinos que han huido al Líbano desde el inicio de la revuelta en Siria, en marzo de 2011.

La UNRWA asegura carecer de fondos necesarios para socorrerles, ya que se suman a unos 400.000 refugiados palestinos que viven en el Líbano desde 1948 en condiciones muy precarias.

El problema de los refugiados sirios y palestinos que han huido de Siria representa un gran reto para el Líbano, cuyo gobierno examina su caso desde el mes pasado y ha pedido ayuda internacional.

El emisario especial de la ONU y de la Liga árabe para Siria, Lakhdar Brahimi, ha advertido del peligro que representa para el Líbano la llegada cada vez mayor de desplazados de Siria.