La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, salió del hospital de Nueva York en el que estaba ingresada desde el domingo por un coágulo en la cabeza, según mostraron imágenes de la cadena CNN.

Clinton ingresó en el Hospital Presbiteriano de Nueva York por una coágulo sanguíneo, que según los médicos se situaba en una vena entre el cerebro y el cráneo.