El presidente sudanés, Omar al Bashir, llamó hoy a todos los partidos, grupos armados y organizaciones de la sociedad civil a que participen en la elaboración de "una Constitución duradera" para el país.

"Queremos una patria segura y estable; por eso, llamamos a todas las fuerzas políticas y grupos armados, sin ninguna exclusión, a elaborar la Constitución juntos. Queremos un país unido", destacó Al Bashir, en el discurso que dio en la provincia meridional del Nilo Azul con motivo de la ampliación de una importante presa.

El mandatario sudanés reafirmó la intención de su país de "mejorar las relaciones con el nuevo vecino" de Sudán del Sur, que se independizó en julio del 2011, y de cumplir con los acuerdos firmados entre ambas partes para que se facilite el intercambio de intereses.

Jartum y Yuba suscribieron un acuerdo el 27 de septiembre pasado en Adis Abeba para resolver los problemas pendientes entre ambos países, pero el cumplimiento del pacto se ha ido retrasando.

Al final de su discurso, Al Bachir señaló que "pronto la provincia del Nilo Azul estará libre de rebeldes y de delincuentes".

Sudán acusa a Sudán del Sur de apoyar a los rebeldes del Movimiento Popular de Liberación de Sudán/Sector Norte (MPLS/N) en las provincias sudanesas fronterizas de Kordofán del Sur y el Nilo Azul, mientras que Yuba asegura que es Jartum quien respalda a combatientes insurgentes en el territorio del sur.