El Consejo de Ministros saudí aprobó hoy el presupuesto estatal para el año 2013, con una estimación de un superávit de 2.300 millones de dólares (9.000 millones de riales saudíes), según los medios oficiales del país.

El Gobierno saudí prevé unos ingresos por valor de 221.000 millones de dólares (829.000 millones de riales), informó una fuente oficial a la agencia oficial SPA, que agregó que el gasto público alcanzará los 218.700 millones de dólares (820.000 millones de riales).

Por otra parte, el Ministerio de Finanzas anunció hoy que está previsto que el total de ingresos públicos para el año 2012 sea un 77% superior al presupuestado, gracias en un 92% a los beneficios petroleros.

En un comunicado, el departamento explicó que los ingresos del Estado alcanzarán los 330.500 millones de dólares este año.

Mientras, las autoridades saudíes calculan que la cifra de gasto público en 2012 superará los 227.500 millones de dólares (853.000 millones de riales), un 23,6% más de lo esperado.

Esa subida en el gasto se debe al aumento de los salarios de funcionarios y a la cobertura de un coste superior al previsto de los trabajos de ampliación de la Gran Mezquita de La Meca y la de Medina.

Según la nota del Ministerio de Finanzas, el presupuesto de 2013 pretende, entre varios objetivos, desarrollar los sectores de la educación, la salud, la seguridad y los servicios sociales, además de reforzar las infraestructuras y el apoyo a la investigación científica.

De acuerdo con las previsiones oficiales, la inversión en educación y la formación profesional ascenderá a un 25% del total del presupuesto.