El Gobierno uruguayo entregó hoy los restos del uruguayo Alberto Mechoso, detenido desaparecido en 1976 en Argentina, a sus familiares en un acto privado en el que participó el presidente José Mujica, confirmaron fuentes oficiales.

Es un momento "contradictorio", con una cuota de "mucho dolor" pero también en parte con "cierta alegría" por haber podido devolver los restos de un ciudadano uruguayo desaparecido en Argentina, destacó la coordinadora de la Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia, Graciela Jorge.

La funcionaria consideró como "importante" que los restos de Mechoso "vuelvan a su país para que los familiares le den un entierro digno".

El presidente José Mujica, exlíder guerrillero de 77 años y que estuvo trece años preso en duras condiciones durante la dictadura que gobernó en Uruguay entre 1973 y 1985, participó en el acto pero no realizó declaraciones.

"Fue un momento de mucho recato y gran respeto, no hubo discursos y solo se firmó un acta de entrega de los restos a la familia", explicó Jorge a Efe tras el acto.

La urna con los restos fue recibida por la viuda del detenido desaparecido, Beatriz Castellonese, y sus hijos Alberto y Beatriz Mechoso Castellonese.

Alberto Mechoso, fundador del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) y sindicalista, fue secuestrado en septiembre de 1976 en la capital argentina por fuerzas de seguridad como parte del Plan Cóndor de acción coordinada entre los regímenes militares que gobernaron en el Cono Sur americano en la década de los años 1970 y 1980 contra sus opositores políticos.

Posteriormente, fue llevado al centro de detención clandestino Automotores Orletti, de Buenos Aires y desapareció.

Sus restos fueron localizados tiempo después en el interior de un tanque en el canal San Fernando y la identificación de los mismos fue realizada el pasado mayo por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), tras comparar con muestras genéticas de su familia enviadas por la secretaría de Derechos Humanos de Uruguay.

Cuando hace siete meses se informó sobre la identificación de los restos, la viuda, que también estuvo exiliada y detenida clandestinamente en Buenos Aires a mediados de la década de 1970, dijo a Efe sentirse "muy triste y en shock" por la noticia.

Graciela Jorge destacó que la familia de Mechoso inició tiempo atrás dos reclamaciones judiciales para tratar que se castigue a los responsables del homicidio, uno en Argentina y otro en Uruguay.

Los restos de Alberto Mechoso serán velados durante la jornada en el teatro Ateneo del Cerro, y para la tarde está previsto que una marcha los traslade a pie por un kilómetro y medio, aproximadamente, para su sepultura en el Cementerio del Cerro, de Montevideo.

Por el caso de Mechoso y otros 27 uruguayos detenidos desaparecidos en Argentina ya fueron condenados en Uruguay seis militares y dos policías a penas de entre 20 y 25 años de prisión, en lo que fueron los primeros procesamientos a uniformados desde el fin de la dictadura, en 1985.

Esa condena contra José Nino Gavazzo, Ricardo Arab, Jorge Silveira, Ernesto Ramas, Gilberto Vázquez, Luis Maurente, Ricardo Medina y José Sande Lima fue por el delito de "homicidio muy especialmente agravado" sobre esas personas, disidentes políticos uruguayos que se habían refugiado en Buenos Aires y que fueron eliminados allí o trasladados a la fuerza a Montevideo.