El abogado de Susana Trimarco, madre de la víctima de un emblemático caso de trata de personas en Argentina, formalizó hoy en la norteña provincia de Tucumán el pedido de juicio político contra los jueces que absolvieron a los trece imputados por el secuestro de la joven.

Al hacer la presentación de juicio político del tribunal tucumano, José Dantona, abogado de Trimarco, calificó a los jueces de "corruptos".

En declaraciones a la prensa local, el abogado indicó que los magistrados que absolvieron a todos los acusados en juicio por el secuestro de María de los Ángeles "Marita" Verón "han incurrido en negligencia, parcialidad y están fuertemente sospechados de algún tipo de irregularidad económica".

El pasado día 11, la Sala II de la Cámara en lo Penal de Tucumán absolvió a los trece imputados en este caso, en el que la querella y la Fiscalía habían reclamado penas de hasta 25 años de prisión para los acusados por los delitos de "sustracción, retención y ocultamiento agravado" de la joven, que permanece desaparecida.

"Marita" Verón fue secuestrada en Tucumán el 3 de abril de 2002, cuando se dirigía a la Maternidad local para realizarse unos estudios médicos.

En el momento de su desaparición, Marita Verón tenía 23 años y una hija de 3, hoy al cuidado de su abuela, Susana Trimarco, quien se ha convertido en un símbolo de la lucha contra las redes de la trata de personas en Argentina.

El juez Emilio Herrera Molina, uno de los integrantes del tribunal que absolvió a los trece imputados, presentó hoy su renuncia, pero seguirá en el cargo hasta completar los trámites de jubilación que inició oportunamente, informaron voceros judiciales.