El máximo tribunal penal de Argentina confirmó hoy el sobreseimiento de una causa contra el expresidente Fernando de la Rúa (1999-2001) por su presunta responsabilidad en la muerte de manifestantes en las violentas protestas que precedieron al fin de su mandato.

La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, en un fallo unánime y conjunto, confirmó el sobreseimiento del caso al rechazar los recursos presentados por querellantes y el Ministerio Público Fiscal, informó el Centro de Información Judicial.

En 2009, el juez Claudio Bonadío exculpó al exmandatario por considerar que no estaba probado que De la Rúa "hubiera estado en la cadena de mando" que ordenó desalojar a los manifestantes de la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo argentino, en Buenos Aires.

Ese fallo fue apelado por los representantes de las familias de cinco manifestantes muertos en las violentas jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, pero luego la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de Buenos Aires ratificó la decisión de Bonadío.

Los disturbios, que se replicaron en varias ciudades del país y en los que murieron una treintena de personas, derivaron en la renuncia de Fernando de la Rúa, que dejó la Presidencia el 21 de diciembre de 2001 en medio de una severa crisis económica, social y política.

Las manifestaciones de descontento popular por la grave crisis económica que sacudía Argentina se habían agudizado a raíz de que De la Rúa había dictado el estado de sitio.

"No puede pretenderse ubicar al imputado como garante de comportamientos ajenos cuando se tuvo por probado -sin posibilidad de volver sobre esa cuestión- que desconocía los supuestos excesos en los que habrían incurrido sus inferiores durante el estado de sitio", dijo en su fallo la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal.

La renuncia de Fernando De la Rúa, quien sostiene que fue víctima de un complot, desembocó en una crisis institucional en la que Argentina tuvo cinco presidentes que fueron dimitiendo de forma sucesiva hasta que el 2 de enero de 2002 el Parlamento designó jefe del Estado a Eduardo Duhalde (2002-2003).