El Parlamento boliviano, dominado por el oficialismo, aprobó hoy el informe de tres ministros convocados para explicar su actuación en la investigación de una red de funcionarios acusados de extorsionar a reos, informaron fuentes de ese órgano.

Los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Gobierno, Carlos Romero, y de Lucha Contra la Corrupción, Nardy Suxo, respondieron entre anoche y la madrugada de hoy a 126 preguntas de legisladores del opositor Movimiento Sin Miedo (MSM).

La senadora Rina Aguirre, del partido del presidente Evo Morales, informó a los medios que la mayoría oficialista avaló el informe de los ministros porque consideró que están enfrentando la corrupción.

Quintana declaró a medios estatales que el hecho de que en la trama estén implicados funcionarios de "tercer o cuarto nivel" de los ministerios de la Presidencia y de Gobierno no significa que las autoridades tengan responsabilidad como ha apuntado el MSM.

Según Quintana, la oposición solo agregó confusión sobre el complejo caso de corrupción y trató de "restar autoridad ética" al Gobierno y al presidente Evo Morales al deslegitimar las actuaciones del Gobierno para aclarar y sancionar el caso de corrupción.

La trama denunciada implica a una red de funcionarios gubernamentales y fiscales que, según las denuncias, extorsionaban a reclusos a cambio de favorecerlos con la libertad.

La investigación estalló por una denuncia de los abogados del empresario estadounidense, Jacob Ostreicher, de que la red de corrupción le pidió 50.000 dólares a cambio de su libertad.

Ostreicher fue liberado la semana pasada tras un año y medio preso por supuesto blanqueo de capitales en un caso relacionado con narcotráfico, cargos que él niega.

El diputado opositor Fabián Yasick, del MSM, declaró a radio Erbol que la oposición está preocupada porque, a su juicio, los ministros minimizan el efecto de la red y "su ramificación en el Gobierno" al sostener que están implicados solo "funcionarios de quinta".

El dirigente del MSM Edwin Herrera dijo a Efe que esa fuerza estudia ahora la posibilidad de demandar penalmente a los tres ministros para establecer su responsabilidad en este caso, porque ya ha sido cerrada la vía para una investigación desde el Parlamento.