El pleno del Parlamento de Panamá aprobó hoy la designación de la abogada Ana Belfon como nueva procuradora general, quien ha sido criticada por la oposición y otros sectores del país porque fue fiscal en el régimen militar que encabezó el general Manuel Antonio Noriega (1983-1989).

Con 37 votos a favor de los diputados del gobernante partido Cambio Democrático (CD) y 17 en contra de la oposición, el pleno de la Asamblea Nacional aprobó hoy a Belfon como procuradora, que fue propuesta por el Consejo de Gabinete (Consejo de Ministros) encabezado por el presidente Ricardo Martinelli.

La Comisión de Credenciales del Parlamento había ratificado anoche a la exfiscal Belfon como nueva procuradora general con seis votos a favor y dos en contra.

Tras su aprobación como nueva procuradora, Belfon dijo hoy en el pleno del Parlamento: "juro respetar y acatar la Constitución y las leyes".

Aseguró: "no dejaré nunca influenciarme por corrientes partidistas, ni por el temor público ni por consideraciones populares".

"Perseguiré el delito con todos los instrumentos que permite la Constitución y las leyes", agregó la nueva procuradora quien tomará posesión del cargo el próximo 2 de enero.

Belfon dijo anoche a periodistas que "ningún político, periodista o ciudadano va a estar exento de ser investigado si efectivamente se acredita que ha cometido un delito. No voy a acceder al cargo para ser instrumento de persecución".

Ana Belfon, quien se desempeñó como fiscal durante el régimen militar de Noriega (1983-1989), reemplazará al procurador José Ayú Prado, quien a su vez fue designado como magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

La designación de Ayú Prado, que también ha sido criticada por la oposición, es sometida hoy a su aprobación en la Comisión de Credenciales del Parlamento, que fue convocado por el Ejecutivo a sesiones extraordinarias para aprobar esas postulaciones.

Las designaciones de Ayú Prado y de Belfon han sido criticadas por la oposición y por miembros de la sociedad civil, por considerar que poco contribuirán a la independencia de la Justicia, por ser "allegados" al presidente Martinelli.

La exprocuradora general Ana Matilde Gómez consideró que con ambos nombramientos no hay garantías de independencia en la administración de justicia, debido a su cercana relación con el gobernante.

"La señora Belfon viene de la Presidencia de la República (donde es asesora jurídica), y Ayú Prado de una Procuraduría en la que se vio una situación accidentada para su ascenso a ese cargo", señaló Gómez al Diario La Prensa.

El diputado opositor José Blandón advirtió hoy ante los periodistas que con la llegada de Belfon a la Procuraduría se "judicializará la política", al denunciar que se perseguirá penalmente a políticos para silenciarlos o impedirles postularse a cargos públicos.

En este sentido el también diputado opositor José Luis Varela reveló que diputados y políticos han recibido mensajes de Martinelli de que con Belfon en la Procuraduría meterá presos a varios opositores bajo el argumento de disponer de pruebas y grabaciones.

El parlamento tiene de plazo hasta el próximo 26 de diciembre para ratificar la designación de Ayú Prado como magistrado de la Corte Suprema de Justicia.