La Comisión Nacional de Cuentas de Campaña y de Financiaciones Políticas (CNCCFP) de Francia ha rechazado las cifras presentadas por Nicolas Sarkozy relativas a su última campaña presidencial, en la que perdió la jefatura del Estado frente al socialista François Hollande, informó hoy la revista "L'Express".

La decisión, que podría costarle a la formación conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP) unos once millones de euros, se debe a que ese organismo computa ciertos gastos anteriores al pasado 15 de febrero, día en el que Sarkozy anunció oficialmente su candidatura a la reelección durante un informativo de televisión.

Sarkozy, a través de un apoderado, declaró unos gastos de 21.339.664 euros, un monto inferior al tope de 22.509.000 euros.

Pero esa comisión incluye en el total facturas anteriores al 15 de febrero que considera como eventos de campaña, tales como actos públicos en el Palacio del Elíseo, y que le harían sobrepasar ese techo de gasto, según la edición digital de "L'Express".

Ya en noviembre de 2011 desde las filas socialistas se habían quejado a la CNCCFP de que ciertos actos del presidente Sarkozy, como apariciones públicas o desplazamientos cada vez más frecuentes, suponían "actos de propaganda" en un contexto de precampaña electoral.

Sarkozy dispondrá de un mes para recurrir ante el Consejo Constitucional, una vez le sea notificada la decisión de la CNCCFP.