El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó hoy el envío de una misión militar africana a Mali para ayudar a las autoridades a recuperar el control del norte del país en manos de rebeldes islamistas desde marzo pasado.

La resolución impulsada por Francia autoriza el envío de una fuerza militar conjunta africana (AFISMA) y fue aprobada por unanimidad de los quince miembros del Consejo, en presencia del ministro de Asuntos Exteriores de Mali, Tieman Coulibaly.

La fuerza militar se desplegará por un periodo inicial de un año con el mandato de entrenar al Ejército maliense y apoyar al Gobierno de Bamako para recuperar el control del norte del país controlado por "terroristas, extremistas y grupos armados".