Enrique Herrería, el legislador que denunció por "falsedad ideológica" al hasta ayer presidente del Banco Central de Ecuador, Pedro Delgado, primo del presidente del país, exigió hoy su detención y la anulación de las decisiones que adoptó.

"La confesión que hace Pedro Delgado no lo exime de su responsabilidad penal", dijo Herrería a Efe.

Delgado, que es primo del presidente Rafael Correa, quien le nombró para el cargo en noviembre de 2011, renunció el miércoles tras reconocer que presentó un título universitario falso para realizar una maestría en el Incae Business School, de Costa Rica.

Correa confirmó hoy en Twitter que Delgado presentó el título falso al Incae y afirmó que "le ha hecho un grave daño a la Revolución" ciudadana, como denomina al programa político de su Gobierno.

"Pedro Delgado renunció a sus funciones por haber usado un título falsificado. En este gobierno no se permite este tipo de conductas", escribió en Twitter el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

Por su parte, Herrería sostuvo que son inválidas las decisiones que tomó Delgado como presidente del directorio del Banco Central y como responsable del Fideicomiso "No más impunidad", que administra bienes incautados por el Estado a bancos intervenidos en la crisis financiera de 1999.

"Ya que no tenía título que lo habilite para el ejercicio del cargo, todas las acciones que haya tomado son de nulidad absoluta", dijo.

El legislador mencionó en particular la venta el año pasado por 133,8 millones de dólares al grupo peruano Gloria del 70 % del ingenio azucarero Ecudos, que el Estado decomisó en 2008 a dos banqueros acusados de fraude.

Herrería, quien abandonó hace dos años el partido Madera de Guerrero, de derecha, y ahora es independiente, mantiene que hubo irregularidades en esa operación.

El legislador se quejó de que hasta ahora la Fiscalía no ha actuado en relación a su denuncia contra Delgado, presentada el pasado 20 de noviembre.