La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó hoy su solidaridad con el periodista brasileño Mauri König y condenó las amenazas de muerte que ha recibido supuestamente por haber denunciado actos de corrupción.

Además, instó en un comunicado a las autoridades de Brasil a "proteger, apoyar e investigar con prontitud estos hechos".

De acuerdo con el relato de la SIP, König, director de la Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji, por su sigla en portugués) y reportero del diario Gazeta do Povo, en Curitiba, estado de Paraná, ha sido amenazado de muerte.

"La intimidación tendría como origen la publicación en mayo pasado de una serie de reportajes, coordinados por el periodista, que denunció malversación de recursos de la policía para provecho personal, entre otros asuntos", explicó.

En el blog de la policía Mauri fue descrito entonces como "enemigo número 1 de la Policía Civil".

El periodista y su familia abandonaron la ciudad luego de haber sido alertado sobre la amenaza recibida el pasado lunes, el mismo día en que el diario informó sobre la promoción de agentes que estaban siendo investigados por presuntos actos de corrupción.

"Enviamos nuestro apoyo solidario a König y su familia. Confiamos en que se le está proveyendo el sustento necesario, tanto a nivel institucional como oficial, para garantizar su seguridad y la de su familia", expresó Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

Según reveló Abraji en un comunicado de respaldo a su director, varias personas telefonearon al diario para amenazar y alertar sobre posibles ataques contra reporteros y directores de la empresa periodística. Sobre König, cuyo nombre mencionaron, dijeron que su casa sería ametrallada.

El interlocutor de una de la dos llamadas -atendida por un periodista del grupo mediático- se identificó como policía y dijo que habría escuchado que cinco policías de Río de Janeiro estaban en Curitiba para ejecutar el atentado contra König.

Paolillo, director del semanario uruguayo Búsqueda, se refirió a la Declaración de Chapultepec, cuyo cuarto precepto establece que la intimidación, así como "la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores, coartan severamente la libertad de expresión y de prensa".

König fue galardonado con el Premio Internacional de Libertad de Prensa 2012 que concede el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

La SIP recordó hoy que "una situación similar" a la de König le ocurrió al reportero André Caramante de Folha de São Paulo, quien en septiembre tuvo que salir del país junto a su familia tras recibir amenazas de muerte.

El pasado 16 de diciembre el periodista regresó a Brasil, donde "siguen sin ser esclarecidas totalmente las investigaciones por las amenazas".