Las autoridades de Jartum anunciaron hoy que los Ejércitos de Sudán y de Sudán del Sur se retirarán de "forma inmediata" de las áreas fronterizas en disputa como primer paso para establecer una zona desmilitarizada.

En una rueda de prensa en Jartum, el ministro sudanés de Defensa, Abdelrahim Mohamed Husein, aseguró que la última ronda de negociaciones entre Sudán y Sudán del Sur, que clausuró anoche en Adis Abeba, fue un gran paso hacia la activación de los acuerdos de seguridad entre las dos partes.

Husein agregó que la retirada de las tropas tiene como objetivo establecer una zona desmilitarizada de 10 kilómetros a ambos lados de la frontera.

El titular de Defensa indicó que los dos países estudiarán en la próxima ronda de diálogo, prevista para el próximo 13 de enero, el apoyo recíproco de Jartum y de Yuba a los rebeles que combaten contra sus gobiernos.

Sudán acusa a Sudán del Sur de apoyar a los rebeldes del Movimiento Popular de Liberación de Sudán/Sector Norte (MPLS/N) en dos provincias sudanesas fronterizas, mientras que Yuba asegura que es Jartum quien respalda a combatientes insurgentes en el territorio del sur.

El mediador de la Unión Africana, el ex presidente sudafricano, Thabo Mbeki dijo anoche que las dos partes realizaron avances en las negociaciones y acordaron replegar sus tropas.

Jartum y Yuba suscribieron un acuerdo el 27 de septiembre pasado en Adis Abeba para resolver los problemas pendientes entre ambos países, pero el cumplimiento del pacto se ha ido retrasando.