El Partido Conservador británico, liderado por el primer ministro, David Cameron, sigue a la baja según una encuesta publicada hoy por "The Times", que refleja el progresivo ascenso del ultraconservador y euroescéptico Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP, siglas en inglés).

Según este sondeo, los "tories" (conservadores) cuentan con el apoyo del 29 % del electorado, el nivel más bajo desde que Cameron se convirtió en líder en 2005, mientras que el UKIP de Nigel Farage progresa imparable, con un avance de seis puntos hasta el 10 %.

Los laboristas, primeros de la oposición, se mantienen estables con un 40 %, y los liberaldemócratas, socios minoritarios en el Gobierno de coalición, suben dos puntos hasta el 11 %.

Los conservadores ven con preocupación como bajan en las encuestas en favor del UKIP, que recibe a los votantes descontentos con asuntos como la economía, la pertenencia a Europa y la propuesta gubernamental de legalizar los matrimonios homosexuales.

El avance del partido de Farage, socialmente muy conservador y antieuropeo, afecta también al Partido Liberal Demócrata de Nick Clegg, ya que puede arrebatarle su posición como tercera fuerza política del Reino Unido.

El asunto de la pertenencia a la Unión Europea (UE) es cada vez más sensible en Gran Bretaña, y esta última encuesta, hecha por Populus a 1.512 adultos entre el 14 y 16 de diciembre, indica que un 34 % de los entrevistados cree que el país "estaría mejor fuera" de la misma.

Cameron intentó ayer ganar posiciones al afirmar en el Parlamento que, aunque él personalmente no lo apoya, un futuro fuera de la comunidad europea "es imaginable".

Está previsto que en enero el primer ministro haga pública una propuesta sobre la relación del Reino Unido con la UE, que podría incluir la celebración de algún tipo de referéndum.

Además de la economía, donde el Gobierno no consigue impulsar el crecimiento, otro asunto que aliena a los votantes conservadores es el de los matrimonios entre parejas del mismo sexo, después de que el Ejecutivo haya anunciado una ley que los legalizará.