El copresidente de la Comisión de Paz del Congreso colombiano Iván Cepeda reclamó hoy una reforma agraria como paso definitivo para alcanzar la paz, al considerar que sólo se acabará el conflicto armado que vive este país desde hace medio siglo si se resuelve el problema de la tierra.

En una entrevista con Efe, el representante del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), único partido opositor en Colombia, expresó que "es necesaria una reforma agraria porque Colombia es un país que ha postergado ese cambio trascendental que lo convertiría en una nación moderna".

"Ésa es la tarea que está pendiente en Colombia, aquí no se está discutiendo si dejar sin propiedad a los grandes terratenientes, si acabar con la propiedad, si hacer el socialismo agrario, no se trata de eso, es simplemente un reforma que democratice ciertos aspectos de la vida rural", apuntó.

Según Cepeda, "esa reforma agraria pasa porque se garantice la supervivencia del campesinado, de los indígenas y de los afrocolombianos".

Pidió así la creación de Zonas de Reserva Campesina "que permitan que esos sectores, que encarnan la producción agrícola, la preservación ecológica, la posibilidad de un desarrollo armónico del mundo rural, tengan un espacio vital para existir".

Esas zonas de reserva son áreas autónomas creadas en terrenos baldíos en los que se busca sean titulados a nombre de quienes las trabajan y que están establecidas por ley.

Sin embargo, pasados 20 años desde que se promulgó aquella norma legal tan sólo se han puesto en marcha seis zonas de ese tipo en todo el país, cuando sigue siendo un reclamo general de los campesinos.

Cepeda hizo esa exigencia en el foro agrario organizado por la ONU y la Universidad Nacional de Colombia para recabar propuestas que lleven a un acuerdo sobre el problema rural y que se celebra a pedido del Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que están inmersos en un diálogo de paz en Cuba.

El congresista, no obstante, expresó su optimismo por el desarrollo del diálogo y adelantó que si se logra un acuerdo sobre la tierra, habrá paz en Colombia.

"Yo espero para el bien del proceso de paz que cuanto antes se llegue a un acuerdo sobre el primer punto de la agenda. Si se llega a eso tenemos una base sólida para construir la paz en Colombia porque es el tema central, esencial, básico", insistió.

Por eso celebró la organización del foro "Política de Desarrollo Agrario Integral", que comenzó el lunes y se desarrollará hasta mañana en Bogotá, porque, a su juicio, implica "escuchar a muchos sectores, seguir ampliando la participación y definir posiciones".

Cepeda confía en que en esta cita, que aglutina a la sociedad civil, empresariado, líderes regionales, organizaciones internacionales y representantes del Gobierno y el Congreso, "los empresarios especialmente saquen las cartas y expliquen qué están dispuestos a hacer y a dar, con qué están dispuestos a contribuir a la paz".

"Este diálogo social paralelo al diálogo de la mesa de negociación (de Cuba) es muy saludable", manifestó.

Asimismo recordó que "Colombia ha vivido cincuenta años de un conflicto que no es producto de hechos y circunstancias exógenas a la realidad social".

"Y dentro de esas causas fundamentales la primera, sin lugar a dudas, es esa monstruosa desigualdad entre la ciudad y el campo y esa monstruosa desigualdad entre quienes tienen y quienes no tienen nada en el mundo rural", matizó el legislador.

Cepeda avaló sus palabras en los datos que arroja el Informe de Desarrollo Humano de la ONU, difundido en 2011 y en el que se asegura que en Colombia el 52 % de la tierra está en manos de alrededor del 1,15 % de los propietarios, dato que ubica a este país como uno de los más desiguales del mundo.

El foro agrario proseguirá hasta mañana con la exposición de propuestas que serán recogidas en un documento y entregadas a los negociadores del Gobierno y las FARC antes del 8 de enero en La Habana.

HASH(0x9c84d68)

Esther Rebollo