Susana Trimarco, llamada en Argentina "madre coraje" por su lucha incansable por aclarar el paradero de su hija secuestrada, confirmó hoy que se reunirá con la presidenta Cristina Fernández e instó a los diputados a "quitarse la careta" a la hora de votar la reforma a la ley contra la trata de personas.

Mañana será el primer encuentro de Trimarco con la mandataria argentina tras el fallo del pasado martes de un tribunal de la provincia norteña de Tucumán que absolvió a todos los imputados por el secuestro de su hija, María de los Ángeles Verón, raptada en 2002 y aún desaparecida.

En declaraciones a Radio Mitre, Trimarco volvió a agradecer el apoyo recibido por Fernández tras el fallo absolutorio y recordó que "no se van a quedar así las cosas".

La madre de "Marita" Verón resaltó que la Cámara de Diputados tratará la modificación de la ley contra la trata de personas la próxima semana "porque Cristina (Fernández) lo ha ordenado".

La reforma contempla el endurecimiento de las penas máximas, que podrán ser de entre 2 y 4 años de cárcel para los delitos de explotación sexual simple y de entre 5 y 15 años para los delitos agravados, cuando las víctimas hubiesen quedado embarazadas o fueran menores de edad.

Trimarco evitó criticar a los miembros de la Cámara baja por demorar el debate sobre la norma, que ya fue aprobada hace más de un año por el Senado.

"Ahora es la oportunidad de que ahora se saquen la careta. No quiero mirar para atrás porque no va a quedar, no se salva ni uno. De ahora en más miremos para adelante", concluyó Trimarco.