El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, condenó hoy, en el discurso de apertura de la LIII conferencia nacional del gobernante Congreso Nacional Africano (CNA), la violencia, la corrupción y los sobornos en el país y en el partido.

Durante su intervención, que duró 90 minutos, Zuma abogó por "sanar el partido", ante los miembros del CNA congregados en la céntrica localidad sudafricana de Bloemfontein, también conocida como Mangaung.

En declaraciones publicadas hoy por la agencia sudafricana de noticias Sapa, Zuma señaló también a los afiliados que recurren a la violencia para solventar sus problemas, condenó el asesinato de miembros del CNA, así como la compra de apoyos para su partido.

Tanto Zuma como sus aliados han sido acusados en el pasado de corrupción, favoritismo y de tendencias violentas.

Después de denunciar la corrupción, Zuma repasó las cuestiones económicas y aseguró que "el CNA dirigirá la economía (del país) con valentía, y cuenta con un plan para hacerla crecer y crear empleos".

"Avanzamos hacia una economía mixta, donde el Estado, el capital privado, las cooperativas y otras formas de propiedad social se complementen para eliminar la pobreza y fomentar el crecimiento económico compartido", aseguró Zuma.

No obstante, Zuma adelantó que el CNA no cumplirá la tarea de redistribución de la tierra fijada en la conferencia de 2007 en la localidad sudafricana de Polokwane, en el noreste del país.

Entonces, el CNA estableció que se repartiría, para 2014, el treinta por ciento de la superficie cultivable del país africano.

Zuma, en su discurso destacó el crecimiento de su partido: "El CNA ha pasado de 600.000 afiliados en 2007 a más de 1,2 millones en la actualidad."

Durante la conferencia será elegido el candidato para las elecciones de 2014, que contará con amplias opciones de convertirse en presidente, ya que el CNA ha vencido en todos los comicios nacionales celebrados desde 1994, cuando Nelson Mandela alcanzó la Presidencia de Sudáfrica.

El principal candidato para disputar el liderazgo de Zuma es su vicepresidente, Kgalema Motlanthe.

La conferencia del CNA, que se celebra hasta el próximo día 20, transcurre mientras el exlíder de la formación Nelson Mandela se encuentra hospitalizado en un centro médico de Pretoria recuperándose de una intervención, ayer, para la extracción de cálculos biliares.