El periodista ecuatoriano Emilio Palacio, exiliado en Miami, y el estadounidense Gay Talese, pionero del Nuevo Periodismo, recibieron hoy, el primero en ausencia, sendos premios periodísticos que otorga el diario español El Mundo.

Palacio fue galardonado con el premio Columnistas del Mundo por sus artículos en el periódico El Universo que provocaron su persecución por parte del Gobierno de Rafael Correa, y Talese con el de Reporteros del Mundo por sus artículos sobre la mafia italiana.

La entrega de los XI Premios Internacionales de Periodismo de El Mundo tuvo lugar en el Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz (sur de España), con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría.

Sáenz de Santamaría dijo de Emilio Palacio "que tiene en su haber una trayectoria responsable al servicio de la verdad o, lo que es lo mismo, de la libertad, pues, sin libertad para juzgar u opinar, no puede haber libertad para decidir".

Tras la entrega simbólica del premio a Palacio y recogido por el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, el galardonado ha agradecido el premio mediante una grabación y ha mostrado su "tristeza" por no poder recogerlo en persona.

Palacio ha transmitido también su alegría, "en esta contradicción de emociones", por la celebración de esta ceremonia que "rinde tributo a la libertad de expresión y reconoce la opinión publica internacional".

El periodista ecuatoriano ha afirmado que espera "no recibir el premio como Emilio, sino en nombre de los periodistas" de su país "que siguen arriesgando la libertad y la seguridad de sus familias" por defender la verdad.

Palacio se exilió en Miami tras ser condenado a tres años de cárcel por una demanda del mandatario ecuatoriano Rafael Correa.

La vicepresidenta española señaló en un discurso que el indicador "más seguro de calidad institucional y de fiabilidad democrática reside en el grado de libertad con el que la prensa se desenvuelve en un país".

Tras escuchar la grabación, Pedro J. Ramírez hizo entrega del premio Reporteros del Mundo al periodista y escritor estadounidense de origen italiano Gay Talese, pionero del Nuevo Periodismo junto a Tom Wolfe, en reconocimiento a su trabajo basado en la observación, la escucha y la paciencia transmitida en sus artículos para 'The New York Times' o 'Esquire'.

En su discurso, Gay Talese ha destacado el valor de un premio "entregado por compañeros y colegas del gremio" puestos que son los mayores críticos y jueces dentro de la profesión.

Talese ha hecho una analogía entre el templo del Oratorio de San Felipe Neri y la profesión puesto que representa el espíritu de "libertad" y "sentido del honor" que deben tener los periodistas.

Sáenz de Santamaría resaltó de Gay Talese las "décadas de experiencia periodística a sus espaldas" que hacen de su persona "un testimonio imborrable de la historia informativa de los Estados Unidos".