El Gobierno de Panamá presentó hoy a la Unión Europea (UE) su informe en respuesta a la decisión de la Comisión Europea (CE) que le amenazó con sanciones acusándolo de permitir la pesca ilegal, informó una fuente oficial.

El Ministerio panameño de Relaciones Exteriores indicó en un comunicado que en esta respuesta se detallan todas las medidas que el país aplica para combatir la pesca ilegal y para el control que tiene sobre su flota, además de proponer la definición de un calendario de reuniones a partir de enero próximo.

El informe fue elaborado en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y la Autoridad de Recursos Acuáticos (ARAP), "con el objetivo de continuar con las acciones para contribuir a la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR)", agregó.

El documento fue presentado hoy a través de la embajada panameña en Bruselas ante la Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca de la CE.

"Este documento explica claramente las diversas medidas políticas, administrativas y legales, así como las actividades nacionales adoptadas para el cumplimiento de las normativas vigentes sobre la materia", indicó en el comunicado el ministro panameño de Relaciones Exteriores, Rómulo Roux.

El objetivo es lograr que, con estas medidas, Panamá se convierta en el país de "la región centroamericana y caribeña con el mejor sistema de control de su flota pesquera" dijo Roux.

Con el interés de garantizar la correcta aplicación de normas tanto locales como internacionales, "se ha propuesto por parte de las autoridades panameñas la realización de un encuentro formal con el deseo de establecer una hoja de ruta para el inicio de la ronda de negociaciones que nutrirán el dialogo propuesto", detalló.

Este acercamiento entre las autoridades competentes busca establecer un calendario de reuniones que se deben iniciar en enero para dar cumplimiento y seguimiento a las tareas para cooperar contra el problema de la pesca ilegal, apuntó la cancillería.

"Nuestro país manifiesta un serio compromiso en esta materia a la vez que considera que la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada constituye un problema global que conduce al agotamiento de los recursos pesqueros tanto nacionales como internacionales", aseguró el ministro del MIDA y presidente de la Junta Directiva de la ARAP, Oscar Osorio, según el comunicado.

El pasado 16 de noviembre, el Gobierno de Panamá rechazó las advertencias de la Unión Europea (UE) de incluirlo en una "lista negra" de países que no cooperan en la lucha contra la pesca ilegal, por considerar que no se ajustan a la realidad.

De igual forma, consideró que el reporte final emitido por la CE para sustentarle dicha advertencia "contiene consideraciones, comentarios y conclusiones que no se ajustan a la realidad de los hechos, políticas y acciones que las autoridades responsables de las políticas pesqueras de Panamá han venido desarrollando".