La actual embajadora de EE.UU. ante la ONU, Susan Rice, ha renunciado a ser considerada para el cargo de secretaria de Estado y el presidente Barack Obama ha aceptado su decisión, según informó hoy la Casa Blanca.

Rice, una de las favoritas para sustituir a Hillary Clinton, ha sido muy criticada por los republicanos por haber dado una versión del ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia) que luego resultó ser incorrecta y, de ser nominada para el cargo, se iba a enfrentar a un duro proceso de confirmación en el Congreso.