El Comité Central del Partido Comunista chino (PCCh) cesó hoy al vicesecretario general de la provincia de Sichuan (centro del país), Li Chuncheng, por supuestas "violaciones graves de disciplina" tras iniciarse una investigación por corrupción, según informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Aunque no se precisaron las causas exactas de su destitución, la revista "Caijin" apuntó hace pocos días que la investigación en torno a Li podría vincularse a la que se abrió el pasado agosto a un empresario de la ciudad de Chengdu (en la misma provincia), Dai Xiaoming.

Dai no fue acusado de ningún cargo pero reveló información sobre irregularidades cometidas por otros, según el medio, entre ellos por Li Chuncheng.

El periódico "Legal Daily" aseguró ayer, citando las declaraciones de otro oficial de la ciudad de Chengdu, que el funcionario cesado habría recibido sobornos en distintos proyectos de construcción en la provincia y "vendido" un gran número de cargos oficiales después de ser nombrado jefe del PCCh en esta ciudad, en 2003.

Por otro lado, varios internautas de la provincia de Sichuan habían denunciado que Li tenía 1.700 millones de yuanes en depósitos bancarios (273 millones de dólares, 211 millones de euros) y hasta 19 casas, algo que las autoridades se comprometieron a investigar.

De hecho, la red social de microblogging Weibo -el Twitter chino- acumula más de un millón de comentarios relacionados con el caso de Li Chuncheng.

Li, que tiene rango ministerial, es el funcionario de mayor nivel destituido por supuesta corrupción desde el relevo de cargos que se produjo en el XVIII Congreso del Partido Comunista chino (PCCh) hace un mes, cuando Xi Jinping quedó nombrado secretario general.

Dentro de ese proceso de relevo, Li había pasado a formar parte del Comité Central del Partido, el órgano más amplio de dirección de la formación comunista, al término del citado cónclave el 14 de noviembre.

Pero los medios oficiales ya indicaron, cuando se inició la investigación, que Li quedó destituido de este órgano de decisión.

Desde su llegada al frente del PCCh, Xi Jinping ha declarado que la lucha contra la corrupción será una de sus prioridades.

"Con este caso, podemos ver la determinación del nuevo Gobierno. Aunque hay peces que son como águilas, no pueden escapar de la red de la ley", apuntaba hoy un usuario del Weibo tras conocer el cese del oficial.