Un juez dominicano rechazó hoy dictar prisión preventiva en contra del senador y excandidato presidencial Amable Aristy Castro, acusado de supuestos delitos de prevaricación, desfalco y asociación de malhechores cuando dirigía la Liga Municipal Dominicana (LMD), supervisora de las alcaldías.

Alejandro Moscoso Segarra, juez de instrucción especial de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), rechazó así la solicitud de prisión preventiva contra el legislador, presentada a finales de noviembre pasado por el procurador general, Francisco Domínguez Brito.

La solicitud, hecha pública el 27 de noviembre, señala que "se investiga la magnitud y el alcance de dichas irregularidades, así como el daño ocasionado al Estado dominicano en el desvío de altas sumas de dinero" durante los años 2006 y 2009.

Sin embargo, Moscoso Segarra argumentó hoy en la audiencia en contra de Aristy Castro, que éste no representa peligro de fuga y que tiene arraigo en el país, según publicaron medios locales.

Antes de que se emitiera dicha decisión, el senador, quien ha negado en todo momento los cargos en su contra, entregó un comunicado a la prensa en la que se definió como "un hombre de ideas claras y respetuoso de las leyes y de la Constitución".

Aristy Castro, expresidente del Senado, fue candidato a la presidencia en las elecciones de 2008 por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) fundado por el fallecido expresidente Joaquín Balaguer.

En las elecciones legislativas de 2010 logró el escaño de senador por esta formación que, sin embargo, le expulsó posteriormente de sus filas por apoyar al opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y no al oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en las presidenciales de este año, en las que Danilo Medina fue elegido presidente.

La solicitud de prisión, enviada a la SCJ al ser imputado el senador, detalla acciones supuestamente cometidas por él "en contubernio con otros funcionarios y particulares" a quienes se investiga y menciona irregularidades en cuentas por pagar al Plan de Retiro de la institución por importe de 56.216.642 pesos (1,4 millones de dólares).

Entre las acciones detectadas en las cuentas de 2006 figuran "el pago a empleados no localizados en su área de trabajo" por importe de 30.808.825 pesos dominicanos (774.091 dólares), así como cantidades menores pagadas al comité ejecutivo de la LMD; al mismo personal en diferentes nóminas; retenciones al salario de los empleados entregadas al PRSC e impuestos no retenidos ni pagados.

También aparecen registros de familiares de Aristy empleados en la institución, alquileres de vehículos (entre ellos helicópteros) sin que conste el motivo de su utilización y donaciones sin evidencias de entrega.

En cuanto a 2009, constan pagos por importe de 34.609.708 pesos (869.590 dólares) "sin evidenciar las labores que desempeñaban los beneficiarios" y nóminas por importe de 40.291.037 pesos (1.012.337 dólares) "a favor de personas que no realizan labor en beneficio de la entidad", entre otras irregularidades.