El periodista ecuatoriano Emilio Palacio, que fue condenado en su país a tres años de cárcel por una demanda del mandatario Rafael Correa, no podrá recoger mañana un premio que le concedió del diario español El Mundo, pero enviará un vídeo en el que destacará las dificultades para informar en su país.

Palacio, que huyó a Miami en 2011 tras la condena y goza de asilo político en EE.UU., desde agosto pasado, no pudo viajar hoy a España como tenía previsto por no haber recibido todavía el permiso correspondiente de las autoridades estadounidenses.

"Hasta este momento no he recibido el permiso del Gobierno norteamericano para viajar a España a recibir el premio que generosamente me concedió el diario El Mundo", explicó el periodista a Efe.

El permiso fue concedido, según pudo saber Palacio de funcionarios a los que consultó, y le fue enviado por correo ordinario el viernes de la semana pasada, "después de dos meses de trámites", pero aun no le llegó.

"Podría salir de EE.UU., pero sin el permiso correspondiente corro el riesgo de que luego me nieguen la entrada, ya que así lo disponen las normas legales vigentes", subrayó.

Ante la imposibilidad de viajar, enviará a la organización de los premios de periodismo de El Mundo un vídeo en el que asegura recibir el galardón "en nombre de las decenas de periodistas" que en Ecuador "siguen arriesgando su libertad y la seguridad de sus familias", según dijo a Efe.

En el vídeo pide que "no se deje de prestar atención a esos valientes".

Palacio, que era jefe de opinión del diario El Universo de Guayaquil, fue demandado por una columna publicada en febrero de 2011 en la que afirmaba que un futuro presidente ecuatoriano podría enjuiciar a Correa "por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente" el 30 de septiembre de 2010 durante una sublevación policial.

El presidente consideró injuriosa la columna y demandó a Palacio y a los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, directivos del matutino.

Tras una larga batalla judicial, la Corte Nacional de Justicia de Ecuador confirmó en febrero de 2012 la condena en primera instancia dictada por el juez Juan Paredes en julio de 2011.

Paredes condenó a tres años de prisión y a pagar 30 millones de dólares a Palacio y los hermanos Pérez, y a la Compañía Anónima El Universo a pagar 10 millones de dólares.

El presidente Correa anunció el 27 de febrero pasado que perdonaba a los condenados.